Entrevistas, Música

«Crear Buenas personas para crear grandes artistas»

Entrevista a Helena Colina

MAR GIMENO. Pamplona- Helena Colina es violinista, compositora y directora de orquesta española. Es la creadora del Método del Violín Natural para bebés a partir de 14 meses, el Método Helena Colina. Realizó sus estudios en el Conservatorio Superior Juan Crisóstomo de Arriaga de Bilbao, y como compositora tiene más de 150 obras registradas. Presidenta de la Fundación Helena Colina, ha creado y dirige numerosas formaciones musicales como la Orquesta Filarmónica Fundación Helena Colina, la Orquesta de Jóvenes Fundación Helena Colina, la Orquesta Infantil Fundación Helena Colina, el Coro Fundación Helena Colina y el Coro de Pequeños Cantores.

¿Cómo surgió la idea del Método Helena Colina?

Es una necesidad. La música debería ser un fundamento en sí. El Método es una necesidad por el método de enseñanza que hay. Yo estuve toda mi vida en el conservatorio; de cinco días que iba a clase, 4 salía llorando.

Cuando tuve mi primer hijo pensé que, además de que era muy pequeño con 18 meses, no podía ir a un conservatorio y se iba a perder todo el esplendor de su sinapsis cerebral. Entonces pensé en hacer un método.

Cuando una persona, que es tu maestro, no confía en ti, no te apoya, te sientes frustrado. Yo no quería eso para mis hijos.

En el Método se aprende jugando, porque un niño puede aprender de dos maneras, viendo lo que hacen sus padres, y jugando. Este es el fundamento del Método en sí, los valores que aporta en familia y la técnica; y el cómo se diferencia del resto de métodos que hay actualmente y que ha habido a lo largo de la historia.   

Uno de los lemas de la Fundación Helena Colina es «Crear buenas personas para crear grandes artistas», ¿por qué es tan importante esta afirmación?

Primero hay que formarse como persona, y luego puedes ser cualquier profesional, ya sea artista, abogado o periodista. Por eso se diferencia mucho mi Método de otros, porque el pilar para mí son los valores. Esos valores se enseñan a través de tres memorias muy importantes que no se suelen utilizar en la enseñanza: la enseñanza emocional, la muscular y la significativa.

Hace 22 años no había nada para que un niño estudiase con alegría, a mí se me ocurrió hacer fichas, juegos, fuera del método tradicional de estar con un niño una hora frente al instrumento sin preparar su cuerpo. El cuerpo es tu forma de tocar. Sí se centran en la posición, pero el problema es que para tocar un instrumento necesitamos estar bien desde la base de nuestros pies hasta nuestra coronilla. Eso es lo que no se toma en cuenta.

Cuando tú educas, estás cambiando, estás modelando. Tienes que ser un buen ejemplo para tu estudiante o tu hijo. Los valores son importantísimos. Trabajar con personas significa saber tener la empatía suficiente para poder ayudarlo.

La música debería ser un fundamento. Así como los padres eligen la mejor comida, la mejor ropa; la música es el alimento para el cerebro. Y depende de cómo se aprenda a estudiar un instrumento.

¿Por qué es tan importante la postura y posición correcta del niño ante su instrumento musical?

Si no, van a tener muchos problemas. Pasas muchos años, muchas horas en una misma posición. Si nuestro cuerpo no está bien fortalecido, va a tener luego unas dolencias.

Los cantantes, por ejemplo, deben tener una alimentación muy precisa para cuidar las cuerdas vocales. El 99% de los cantantes que escuchamos de la música comercial, no lo hacen.

Que el cuerpo tenga una buena postura, una buena posición y esté fortalecido, es importante porque los músicos trabajan con su cuerpo.

Libro La emoción de ser padres, el cuerpo del niño músico.

Durante el confinamiento, ¿cómo salió adelante la Escuela Helena Colina? ¿Qué alternativas se ofrecieron?

Cuando nos confinaron, rápidamente yo ya tenía todo preparado. Avisé a los padres que lo iba a hacer vía online. Yo ya había dado clases por zoom a alumnos a distancia en América Latina. Lo que tuve que desarrollar fueron todos los juegos online. Les mandaba las partituras y los trabajos. No se dio de baja ninguno, tuve mucha suerte; pero eso sí, me lo trabajaba. El trabajo online me costó cuatro o cinco veces más que la presencialidad. Tuve mucha suerte, pero fue una suerte trabajada.

Escuela preparada para la nueva normalidad, foto de @EscuelaDeMusicaHelenaColina

Los padres confiaron en mi trabajo y siguieron. Con la nueva normalidad tuve miedo de no poder abrir. Hice las separaciones, metí por cubículos a las personas, a las familias, porque a las clases viene el padre o la madre con el niño o bebé. Puse dos máquinas de filtro hepa y una mampara. Hice todo lo preciso para que haya la mayor seguridad posible.

Hemos tenido que parar la Orquesta y sus actividades. No solamente trabajamos con niños, sino que trabajamos con artistas, y los artistas son los que más han sufrido. No se pudieron hacer los conciertos y ha habido ahí un declive.

Soy una persona que siempre se ha encontrado las puertas cerradas. No tengo ayudas por ser hija de, mujer de o conocer al político de turno. Eso ha hecho en mí una forma de trabajo en la que no he necesitado la ayuda de nadie. Cuando vienen estas cosas, los demás han caído, pero yo sigo manteniéndome.

La leyenda de todo esto es que, cuando se empieza desde abajo y poco a poco vas construyendo tu base, cuando pasan estas cosas no hay esas caídas que pueden tener otros artistas más acostumbrados a que les llamen o recibir ayudas gubernamentales. Hay que tener esa preocupación que has hecho tú con tu trabajo firme y constante.

¿Crees que en general la Música y la Cultura reciben las ayudas necesarias?

Hay que diferenciar dos escalones, la cultura y el cine. El cine está arropado por el gobierno actual, y no siempre el cine es cultura como tal, hay mucho cine social, que se deja llevar por el emblema político de turno. Mentiría si te dijese que los compositores no hacían óperas en las que había un emblema social, pero no estaba ligado a la política, sino que se buscaba siempre la crítica social, mostrar problemas de la sociedad.

El resto de la cultura no recibe ayudas, y lo poco que recibe siempre son los mismos.

Primero hay que ser persona, y después, si eres buena persona, eres buen artista.

¿La Ópera tiene fecha de estreno?

La ópera tiene un tema que políticamente no es correcto. Hablo precisamente de una guerra, de cómo lo están pasando de mal y cómo están matando a los cristianos en los países musulmanes. Hablo de los médicos, pero este proyecto lo empecé hace cuatro años, cuando los médicos y las enfermeras no tenían el reconocimiento que tienen ahora por la situación de Covid, que ha dado lugar a una exaltación justa de su profesión.

Es una historia que tiene una leyenda profunda, y hoy en día este tipo de valores no son de actualidad. Ya que he esperado tanto tiempo, quiero hacerlo bien.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s