"cultura", Literatura

La estrella más bonita

El duelo de una madre a través de cartas de amor a su hija

Hay momentos en los que el destino, el “todo pasa por algo”, se hace más evidente. Hay encuentros que despiertan recuerdos, y descubrimientos que evocan historias. Incluso, historias, vidas y amor que se acaban recogiendo en libros.

Buscando de librería en librería un regalo para mi hermano por Navidad, llegué a la tercera esperando que el libro que había pedido a los reyes no estuviera también agotado. Nada más entrar, una cara conocida me sonrió desde el fondo de La Casa del Libro. Era Lola Galíndez, la mujer que tantos días me había saludado y despedido durante mis años de colegio cada vez que pasaba por secretaría. Y allí estaba, con su sonrisa de siempre, acompañada de un stand lleno de ejemplares de su libro, Mil cartas de amor, dedicado a su hija Patricia, fallecida hacía ya dos años.

Una casualidad que descubrió en mí un libro nacido y escrito desde el corazón, lleno de poesía, anécdotas e historias que dejan un legado de esperanza y vitalidad en todos los que tuvieron la suerte de conocer a Patricia, y en los que la van a poder conocer ahora gracias al libro. Como describe Lola Galíndez en la contraportada, Patricia, una joven apasionada y divertida, esposa y madre de dos niños pequeños, hermana mayor y cariñosa hija, queridísima amiga de sus amigas, fallecía en 2020 de un tumor tras más de dos años de enfermedad.

«Tu silla vacía,

tu ausencia golpeando.

¿Será cuestión del alma?

¿Será cuestión del corazón?

¿O es, simplemente, locura de amor?

Cómo cuesta vivir sin ti».

Lola Galíndez
Lola Galíndez en la Casa del Libro.

Mil cartas de amor, escrito en forma de epístola, son conversaciones de una madre con su hija tras su marcha. Publicado por la editorial ECU (Editorial Club Universitario), un año después del fallecimiento de Patricia, este libro con ilustraciones está estructurado en tres partes, con una primera parte más íntima, en la que Lola Galíndez recorre los 37 años de vida de su hija y su lucha contra la enfermedad. Le escribe a ella directamente, recordando momentos que vivieron juntas, el día a día de la enfermedad. La segunda parte contiene testimonios de su familia, sus amigas y la gente cercana a ella. Y la tercera parte, volcada en sentimientos hacia ella, está llena de cartas y relatos escritos con mucho amor.

La autora narra con un tono de esperanza el duelo por la pérdida de una hija, que más allá de la tristeza, provoca en el lector agradecimiento, fortaleza, dulzura, recuerdos y mucho cariño por Patricia, una hija, hermana, madre y amiga que dejó marca en todos los tuvieron la suerte de conocerla. Un libro que nace desde una de las experiencias más duras que se puede vivir como persona, como madre, que es la pérdida de un hijo. A través de él, se nos permite acompañar a su autora por su duelo y los recuerdos de una mujer muy amada por quienes la rodeaban.

Entrevista a Lola Galíndez en La Explanada (Alacantí Tv)

“Patricia falleció el 9 de diciembre de 2020 a consecuencia de un tumor cerebral muy agresivo”, cuenta Galíndez en una entrevista en Alacantí Tv. “Luchamos mucho”.

A Lola siempre le ha gustado escribir, siempre ha tenido una inquietud creativa. “Con Patricia durante su enfermedad pintábamos, con la idea de enmarcar cuadros y hacer una exposición, que luego nunca llegamos a hacerla”. Después de la pintura, tras fallecer Patricia, Lola pasó a la escritura. “Empecé a escribir a los pocos días de fallecer ella. Ella nació un 24 de diciembre y el primer día que le escribí fue ese 24 de diciembre a través de Instagram para felicitarle”, cuenta sobre el proceso de embarcarse en el proyecto del libro, “a raíz de ahí, cada noche expresaba en papel sentimientos, mi pena, mi dolor, a través de unos relatos que, en un principio, cuando se los leía a mis hijos, los encontraban muy tristes, de una madre muy dolida”.

Fueron sus hijos los que en cierta manera le sugieren escribir un libro motivador, un libro en el que haya una parte de esperanza. “Poco a poco, cada noche, cambié el modo de escribir, y lo hice de modo esperanzador”.

Desde entonces, cada día 9 de cada mes, Lola dedica en su Instagram una publicación y un escrito a su hija Patricia.

“Hemos tenido momentos buenos en los que pensábamos que podíamos vencer a la enfermedad”. Lola cuenta que se trataba de un tumor agresivo que se podía tratar, pero no operar. “En mi libro en ningún momento figura la palabra cáncer. Es una palabra que me cuesta mucho decir”.

La presentación del libro tuvo lugar en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés. Fue un día que se vivió con mucha emoción y que reunió a todas las personas que querían a Patricia. Sin embargo, unos pocos días antes, había fallecido el marido de Lola. “Tuvimos un poco de dudas de si seguir adelante con la presentación o posponerla, pero con tantas muestras de cariño, decidimos seguir adelante con el proyecto y presentarlo el día 21 con ellos dos acompañándonos desde el cielo”. Y allí estuvieron pendientes, pues desde el primer momento llenaron la sala y agotaron los libros. “Fue un momento muy emocionante tanto para mi como para mis otros dos hijos, María y Borja”.

Lola Galíndez junto a sus hijos en la presentación
del libro. EsDiario.

Lola Galíndez espera que el libro llegue principalmente a sus nietos y a la gente que tanto quería a Patricia, no solo en la enfermedad, sino siempre. “Es un legado para mis nietos. Para que puedan conocer a su madre, a su tía”.

“Yo creo que el libro puede ayudar a otras personas que estén pasando por un duelo tan complicado”, añade sobre ese legado de amor. “El libro tiene esa parte positiva, de esperanza, en la que se refleja la alegría de Patricia frente a la enfermedad, los planes que hizo, cómo seguía su vida. Puede ayudar a muchas personas a ver que con la enfermedad se puede vivir, a pesar de que parezca que en algunos momentos la enfermedad te puede y te vengas abajo”.

Incluso durante la enfermedad, a pesar de los momentos de recaídas, Patricia mantenía la alegría y la esperanza. “Muchas veces me preguntaba, ¿mamá tú crees que llegaré a los 50? A lo que yo le contestaba que claro, a los 50, a los 60… ¿Por qué no? Hoy estamos aquí, mañana no sabemos dónde vamos a estar”.

«Muchas veces me preguntaba, ¿mamá tú crees que llegaré a los 50?».

Durante el duelo, su marido y ella apenas querían salir a la calle. Lola salía al anochecer, se acercaba al mar, miraba las estrellas y hablaba con su hija. Pero al final, Lola cuenta que cuando vives algo así, se aprende a valorar pequeños gestos, detalles, visitas de gente que no te esperabas. “Son dos pérdidas muy importantes en poco tiempo, la de mi hija y mi marido, eso me ha hecho aprender a valorar el momento, a seguir adelante y llevar la vida lo mejor posible”.

Mil cartas de amor viene con ilustraciones de Pepa Coqueta y Andrea del Barco, basadas en fotos de Patricia y en las que se han plasmado algunos de los momentos del libro.

Una de las ilustraciones del libro.

Lola cuenta que si tuviera que sonar una música, una canción, sería definitivamente la Oreja de Van Gogh, el grupo preferido de Patricia, y fueron las canciones que sonaron el día de la presentación.

Con libro en mano, salí de la librería leyendo la dedicatoria que me había firmado Lola: «Cuando mires al cielo, la estrella más bonita, la que nos ilumina día y noche, ¡es ella!».

Mil cartas de amor de Lola Galíndez está disponible en Amazon, Casa del Libro, El Corte Inglés, Editorial Club Universitario.

Anuncio publicitario
columna

Si el mundo fuera un pañuelo

Aachoo!!, Banksy

“Me pica la nariz”, dices mientras te rascas nervioso, “eso es que alguien te está criticando”, responde tu amiga, “No tranqui, es solo un moco”. Tras este momento, recordáis que había algo que comentar, alguien merece vuestro análisis de hoy. Es curioso el ansia que tenemos de proteger nuestra imagen a toda costa, que un acto tan natural como rascarse la nariz sea asociado al miedo de ser criticado, en vez de al simple hecho de sonarse los mocos. No hay nada mejor que ver la sonrisa en la cara de tu amiga al entrar anunciando “Tía, coti coti”. El cotilleo nos da la vida. Para qué contar algo de nuestra vida cuando podemos hablar de la de los demás, desplazar la atención hacia otro lado, estornudarles encima. Escoger las palabras con cuidado para dejar claro que, cuando te vayas, no empiecen a cebarse contigo.

El marujeo es algo que no pasa de moda, trasciende de generación en generación, se contagia como los resfriados. Desde adolescentes del parque tirando pipas, hasta las abuelas del pueblo sentadas a la sombra. Los tres filtros de Sócrates desaparecen como los clínex, no importa si es cierto, bueno o necesario, la crítica se hace igualmente. De vez en cuando surgen gripes, temas que pillan a todo el mundo y permanecen un tiempo en epidemia, hasta que pasan al olvido. Llega un nuevo notición y vuelta a empezar. La noria del moco.

Lo difícil está en encontrar el foco de infección, el origen del virus. Quién se comió el murciélago, quién inició el rumor, ¿fue accidental o creado? La conspiración de la flema. Y nada como la llegada de la primavera, las alergias vuelan, todo es causa de ataques. La sangre se altera, los termómetros suben, y los románticos se unen: “Si el mundo fuera un pañuelo, tú serías mi moco favorito”.

No importa la estación, época o lugar, las ganas de criticar son constantes en la humanidad. Pueden salir vacunas, pero surgen mutaciones y nadie es inmune. Solo queda protegerse, mascarilla y máscaras quien las necesite. No es que sea negacionista, es que no tengo miedo. Al final las críticas son como los mocos. Siempre hay y dan asco.

arte

Cuando se fusionan Moda y Arte

Yves Saint Laurent y algunas de sus fuentes de inspiración: Braque, Picasso, Matisse, Mondrian, Léger…

Fotografías de la exposición homenaje por el 60 aniversario del primer desfile del diseñador francés. En el Centre Pompidou, París.

arte, Entrevistas

«Así como la verdad se descubre y el bien se hace, la belleza se descubre y se hace»

Entrevista a Raquel Cascales

MAR GIMENO. Pamplona- Raquel Cascales es licenciada en Filosofía por la Universidad de Navarra. Posteriormente, realizó una tesis sobre “La filosofía de Arthur Danto ante la profecía hegeliana del fin del arte”, que obtuvo el sobresaliente Cum Laude y el premio extraordinario de doctorado. Actualmente es profesora de Estética y Teoría de las Artes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra. Forma parte del grupo de Religión y Sociedad Civil (ICS) y del Grupo de Arte y Estética de Arte Contemporáneo.  Autora de cuatro libros sobre arte, el más reciente en 2019, Arthur Danto and the End of Art.

¿Cómo ve usted la importancia de aprender Historia del Arte y educar en la mirada, desde las primeras etapas escolares?

Es muy importante la educación artística en el colegio, pero no solamente por tener unos conocimientos históricos de cómo ha sido la Historia del Arte, sino porque pienso que ayuda a desarrollar otras partes de la inteligencia que no solamente son la matemático-deductiva o la argumentativa, sino que precisamente esa parte más creativa, visual y simbólica son facetas que tenemos que desarrollar más.  Y es muy importante que se haga en los primeros años.

Además, es bueno tener una Historia del Arte por tener una noción cultural de lo que ha sido la historia y cómo eso se ha expresado artísticamente. Pero saber Historia del Arte no es necesariamente saber de Arte. Incluso para entender más el arte contemporáneo necesitamos más espacios para reflexionar sobre el arte, contemplar más arte, escuchar conciertos. Para poder desarrollar esa sensibilidad artística.

Si esto se hace durante la etapa escolar, sería más normal que después de esa etapa, la persona tuviera ya unos conocimientos para poder seguir desarrollándolos ellos mismos.

¿Piensa que el Arte tiene siempre una función social?

En unas épocas ha podido tener más que en otras, en unos lugares más que en otros. El Arte lo que tiene es un componente material, del que carecen otras ramas, que vehiculiza muchas de las ideas, teniendo mucho impacto social. En la Antigüedad tenía una función religiosa muy importante que hoy en día no tiene.

El Arte muestra cómo es la sociedad de su momento y anticipa el futuro. En la época Renacentista ayuda a que luego surja la tarea del artista; en la Revolución Francesa ayuda a la expresión de las ideas, que lleguen al público. Hoy en día los artistas son más conscientes de esa tarea social y cómo pueden contribuir a un mundo mejor.

Boa Mistura, el fotógrafo JR, los propios grafiteros o artistas de ‘Street art’ hacen mucha crítica social. Me parece que siempre ha tenido una función social, pero con distinta intensidad y de distintas maneras.

¿Es posible separar obra de artista?

Hoy en día no. Por cómo se ha ido desarrollando el concepto de artista, de obra y de arte. En otras épocas ha dado igual porque no tenía tanta importancia el artista, porque se hacían en taller, porque la autoría no era tan importante.

Actualmente, saber más del artista te ayuda a conocer mejor la obra. La obra sí tiene que ser de alguna manera independiente del artista, entenderse sin el artista; pero también cuanto más sepas sobre el artista, mejor vas a poder interpretar la obra.

A veces hay objetos del pasado, que hemos sacado de su contexto, y ahora los consideramos una obra de arte, pero que en su momento no se hizo con intención artística. ¿Puede haber arte sin el propósito de crear arte?

Ahí tendríamos que preguntarnos qué es el arte y darnos cuenta de cómo nuestro concepto de arte no se corresponde con el concepto de arte que ha habido en otros momentos. El arte no siempre ha sido creado para ser contemplado, es a partir del Romanticismo sobre todo cuando empieza esta concepción. Se empiezan a sacar cosas del pasado y a admirarlas como obras de arte.

Hay cosas que pueden ser admiradas por su importancia sin que sean obras de arte. A mí me admiran las joyas del neolítico, cómo ya el ser humano necesitaba hacer algo tan superfluo, como un colgante, que no es necesario para vivir. Es admirable, pero no tiene por qué ser necesariamente arte.

Muchas veces el arte contemporáneo de cada época no se considera arte hasta que pasa un tiempo, y es desde la visión de una época más futura cuando lo empezamos a considerar arte.

Es verdad que se necesita que pase un tiempo para considerarlo obra de arte. Un tiempo, un contexto, unos filtros. Para mí todo lo que son las exposiciones, los museos, son filtros. Es gente que sabe de arte que también puede juzgar esas obras.

Hay que tener en cuenta que hoy en día existe algo que antes no existía, que es la industria del arte. Hoy en día uno puede ser artista sin que la historia le haya juzgado. Hay muchas cosas que se consideran arte que con el tiempo no van a ser consideradas tan importantes, de la misma manera que en otras épocas hubo obras que no se consideraron arte y hoy en día sí que las valoramos.

Uno de los objetivos del arte es buscar o crear belleza, pero este concepto ha ido cambiando a lo largo de la Historia del Arte, ¿cuál sería su definición de belleza?

No creo que una de las funciones del arte sea necesariamente la belleza. Puede estar, pero creo que debemos acostumbrarnos a buscar la belleza más en la vida cotidiana que en el arte, porque eso nos lía mucho. Tendemos a considerar la belleza en el arte como la armonía, lo que es agradable a los ojos, lo que deleita al espíritu, y eso crea mucha problemática.

Para entender la belleza tenemos que irnos más a la naturaleza, las acciones buenas, morales. Irnos a estos elementos.

Así como la verdad se descubre y el bien se hace, la belleza se descubre y se hace. El arte tiene la opción de crear belleza, pero también puede haber obra de arte que no sea bella.

Entrevistas, Música

«Crear Buenas personas para crear grandes artistas»

Entrevista a Helena Colina

MAR GIMENO. Pamplona- Helena Colina es violinista, compositora y directora de orquesta española. Es la creadora del Método del Violín Natural para bebés a partir de 14 meses, el Método Helena Colina. Realizó sus estudios en el Conservatorio Superior Juan Crisóstomo de Arriaga de Bilbao, y como compositora tiene más de 150 obras registradas. Presidenta de la Fundación Helena Colina, ha creado y dirige numerosas formaciones musicales como la Orquesta Filarmónica Fundación Helena Colina, la Orquesta de Jóvenes Fundación Helena Colina, la Orquesta Infantil Fundación Helena Colina, el Coro Fundación Helena Colina y el Coro de Pequeños Cantores.

¿Cómo surgió la idea del Método Helena Colina?

Es una necesidad. La música debería ser un fundamento en sí. El Método es una necesidad por el método de enseñanza que hay. Yo estuve toda mi vida en el conservatorio; de cinco días que iba a clase, 4 salía llorando.

Cuando tuve mi primer hijo pensé que, además de que era muy pequeño con 18 meses, no podía ir a un conservatorio y se iba a perder todo el esplendor de su sinapsis cerebral. Entonces pensé en hacer un método.

Cuando una persona, que es tu maestro, no confía en ti, no te apoya, te sientes frustrado. Yo no quería eso para mis hijos.

En el Método se aprende jugando, porque un niño puede aprender de dos maneras, viendo lo que hacen sus padres, y jugando. Este es el fundamento del Método en sí, los valores que aporta en familia y la técnica; y el cómo se diferencia del resto de métodos que hay actualmente y que ha habido a lo largo de la historia.   

Uno de los lemas de la Fundación Helena Colina es «Crear buenas personas para crear grandes artistas», ¿por qué es tan importante esta afirmación?

Primero hay que formarse como persona, y luego puedes ser cualquier profesional, ya sea artista, abogado o periodista. Por eso se diferencia mucho mi Método de otros, porque el pilar para mí son los valores. Esos valores se enseñan a través de tres memorias muy importantes que no se suelen utilizar en la enseñanza: la enseñanza emocional, la muscular y la significativa.

Hace 22 años no había nada para que un niño estudiase con alegría, a mí se me ocurrió hacer fichas, juegos, fuera del método tradicional de estar con un niño una hora frente al instrumento sin preparar su cuerpo. El cuerpo es tu forma de tocar. Sí se centran en la posición, pero el problema es que para tocar un instrumento necesitamos estar bien desde la base de nuestros pies hasta nuestra coronilla. Eso es lo que no se toma en cuenta.

Cuando tú educas, estás cambiando, estás modelando. Tienes que ser un buen ejemplo para tu estudiante o tu hijo. Los valores son importantísimos. Trabajar con personas significa saber tener la empatía suficiente para poder ayudarlo.

La música debería ser un fundamento. Así como los padres eligen la mejor comida, la mejor ropa; la música es el alimento para el cerebro. Y depende de cómo se aprenda a estudiar un instrumento.

¿Por qué es tan importante la postura y posición correcta del niño ante su instrumento musical?

Si no, van a tener muchos problemas. Pasas muchos años, muchas horas en una misma posición. Si nuestro cuerpo no está bien fortalecido, va a tener luego unas dolencias.

Los cantantes, por ejemplo, deben tener una alimentación muy precisa para cuidar las cuerdas vocales. El 99% de los cantantes que escuchamos de la música comercial, no lo hacen.

Que el cuerpo tenga una buena postura, una buena posición y esté fortalecido, es importante porque los músicos trabajan con su cuerpo.

Libro La emoción de ser padres, el cuerpo del niño músico.

Durante el confinamiento, ¿cómo salió adelante la Escuela Helena Colina? ¿Qué alternativas se ofrecieron?

Cuando nos confinaron, rápidamente yo ya tenía todo preparado. Avisé a los padres que lo iba a hacer vía online. Yo ya había dado clases por zoom a alumnos a distancia en América Latina. Lo que tuve que desarrollar fueron todos los juegos online. Les mandaba las partituras y los trabajos. No se dio de baja ninguno, tuve mucha suerte; pero eso sí, me lo trabajaba. El trabajo online me costó cuatro o cinco veces más que la presencialidad. Tuve mucha suerte, pero fue una suerte trabajada.

Escuela preparada para la nueva normalidad, foto de @EscuelaDeMusicaHelenaColina

Los padres confiaron en mi trabajo y siguieron. Con la nueva normalidad tuve miedo de no poder abrir. Hice las separaciones, metí por cubículos a las personas, a las familias, porque a las clases viene el padre o la madre con el niño o bebé. Puse dos máquinas de filtro hepa y una mampara. Hice todo lo preciso para que haya la mayor seguridad posible.

Hemos tenido que parar la Orquesta y sus actividades. No solamente trabajamos con niños, sino que trabajamos con artistas, y los artistas son los que más han sufrido. No se pudieron hacer los conciertos y ha habido ahí un declive.

Soy una persona que siempre se ha encontrado las puertas cerradas. No tengo ayudas por ser hija de, mujer de o conocer al político de turno. Eso ha hecho en mí una forma de trabajo en la que no he necesitado la ayuda de nadie. Cuando vienen estas cosas, los demás han caído, pero yo sigo manteniéndome.

La leyenda de todo esto es que, cuando se empieza desde abajo y poco a poco vas construyendo tu base, cuando pasan estas cosas no hay esas caídas que pueden tener otros artistas más acostumbrados a que les llamen o recibir ayudas gubernamentales. Hay que tener esa preocupación que has hecho tú con tu trabajo firme y constante.

¿Crees que en general la Música y la Cultura reciben las ayudas necesarias?

Hay que diferenciar dos escalones, la cultura y el cine. El cine está arropado por el gobierno actual, y no siempre el cine es cultura como tal, hay mucho cine social, que se deja llevar por el emblema político de turno. Mentiría si te dijese que los compositores no hacían óperas en las que había un emblema social, pero no estaba ligado a la política, sino que se buscaba siempre la crítica social, mostrar problemas de la sociedad.

El resto de la cultura no recibe ayudas, y lo poco que recibe siempre son los mismos.

Primero hay que ser persona, y después, si eres buena persona, eres buen artista.

¿La Ópera tiene fecha de estreno?

La ópera tiene un tema que políticamente no es correcto. Hablo precisamente de una guerra, de cómo lo están pasando de mal y cómo están matando a los cristianos en los países musulmanes. Hablo de los médicos, pero este proyecto lo empecé hace cuatro años, cuando los médicos y las enfermeras no tenían el reconocimiento que tienen ahora por la situación de Covid, que ha dado lugar a una exaltación justa de su profesión.

Es una historia que tiene una leyenda profunda, y hoy en día este tipo de valores no son de actualidad. Ya que he esperado tanto tiempo, quiero hacerlo bien.

Sin categoría

Resumen Blog 2020

MAR GIMENO. Pamplona- Los últimos meses este blog se ha utilizado con un propósito: ayudar a crear interés en el arte. Se ha centrado especialmente en Pamplona y en lo que esta ciudad ofrece, que no es poco.

A pesar de ser un año difícil para la cultura; el arte y los museos se han abierto paso ofreciendo exposiciones, producciones y alternativas nuevas, de modo que el parón cultural se desvanezca y podamos disfrutar del arte de nuestra ciudad.

Estos propósitos se expusieron junto a los principios editoriales en la primera entrada del blog, Museos en Pamplona. Y se han podido cumplir la mayoría de ellos.

Asistimos a la masterclass del bailarín Jon Maya, y se hizo un seguimiento Minuto a Minuto de su conferencia, a la que se pudo asistir in situ. En ella descubrimos, Gauekoak, crónica de un confinamiento, como el baile se abre camino a pesar de las dificultades.

Gracias a vuestras recomendaciones en redes sociales, hicimos una entrada con vuestros libros favoritos sobre arte, para ayudar a aquellos que se quieren introducir en este mundo, a través de vuestra experiencia.

Liuba Cid nos concedió una entrevista para hablarnos de las artes escénicas y su larga trayectoria profesional en este ámbito. Descubrimos las complicaciones que ha vivido siempre el teatro y las artes escénicas, y las que está viviendo ahora debido al coronavirus; pero cómo a pesar de ello siguen ofreciendo proyectos y reinventándose.

Vimos como el Arte se manifiesta a través del séptimo arte de diversas formas, y aprovechamos para hacer una recomendación de películas, series y documentales sobre el éste.

Asistimos a la presentación de la exposición de Vik Muniz y volvimos al Museo Universidad de Navarra para verla y hacer una fotogalería de sus obras, una de las exposiciones más inovadoras que ofrece actualmente Pamplona.

Pero Pamplona, a pesar de la situación que estamos viviendo, sigue luchando por la cultura. La entrada de exposiciones en Pamplona muestra algunas de las ofertas artísticas de nuestra ciudad, para que vayáis a verlas y las disfruteis.

¿Te han gustado estas entradas? Deja tu comentario.

arte, museos

Exposiciones en Pamplona

Exposición Vik Muniz. MAR GIMENO

MAR GIMENO. Pamplona- Muchas veces queremos informarnos y conocer más sobre arte, pero no sabemos qué ofrece nuestra ciudad. Para los que queráis visitar o encontrar exposiciones interesantes que se ofrecen en Pamplona, aquí tenéis algunas.

Esta agenda incluye recomendaciones de alumnos e interesados en el arte. Algunas de estas exposiciones terminan en noviembre, ¡así que aprovechad! Cuéntanos en comentarios qué te han parecido y cúales recomendarías.

De Polo a Polo en Pablo Sarasate

El Paseo de Sarasate acoge del 20 de octubre al 10 de noviembre, la exposición ‘De Polo a polo. Un viaje a los grandes paraísos naturales con National Geographic’

Está organizada por Obra Social La Caixa, en colaboración con National Geographic y Fundación Caja Navarra. Abierta al público en general, esta exposición forma parte del programa Arte en la calle.

Diana Iniesta

Diana Iniesta expone por primera vez en el Polvorín de la Ciudadela, bajo el título de “Vulnerable”.

La exposición gira en torno a cinco series temáticas, en las que plasma desde sus vivencias en Nueva York, hasta su percepción personal del valle de Baztan, captado desde su taller en Erratzu. En total, 45 óleos que se pueden visitar hasta el próximo 15 de noviembre.

Vik Muniz

Exposición organizada entre la Foundation for the Exhibition of Photography (Minneapolis/Nueva York/París/Lausana) y el High Museum of Art (Atlanta), en asociación con el Museo Universidad de Navarra.

Sala de exposición Vik Muniz. MAR GIMENO

Se puede visitar en el Museo Universidad de Navarra hasta el 21 de marzo.

Un día de Arte

Entrada gratis los miércoles en el Museo Universidad de Navarra para los habitantes de Pamplona.

Exposiciones en la Ciudadela

Hasta el 31 de marzo se podrán visitar las exposiciones de la Ciudadela por las mañanas. Los cuatro edificios abiertos, Polvorín, Sala de Armas, Pabellón de Mixtos y Horno.

arte, fotografía

Exposición Vik Muniz

Fotogalería de la exposición del artista y fotógrafo Vik Muniz en el Museo Universidad de Navarra

MAR GIMENO. Pamplona- La exposición del artista brasileño Vik Muniz recoge una selección de algunos de sus trabajos y obras. Muniz juega con diferentes objetos y texturas para crear obras más allá la imagen fotográfica y generar nuevas representaciones de la realidad.

Reinterpreta obras clásicas y famosas de la história del arte, fotografías familiares, pero todo ello utilizando materiales diversos como alimentos, juguetes, basura, e incluso granos de arena. A partir de estos se genera la obra final, que para Muniz es siempre una fotografía.

cine

Arte a través del séptimo arte

Foto de Las cerezas de Xondicar, publicada por pumarosabell 

MAR GIMENO. Pamplona- Muchas veces podemos ver en las películas una conexión muy grande con el arte, con la pintura. El cine, también conocido como séptimo arte, imita en sus escenas, en su estética y en su diseño de producción, antiguamente nombrado dirección de arte, a los maestros y artistas.

Por ello es normal reconocer en ellas cuadros, atribuciones y referencias artísticas. Pero más allá del diseño y estética del cine, hay películas cuyo tema y trama es el propio arte. En esta entrada os recomiendo películas, series y documentales sobre arte que debes conocer. Al final incluyo un par de vídeos de temática artística, como la famosa escena de los Looney Tunes en el Louvre y el videoclip de Jane Zhang.

Películas

  • Moulin Rouge
  • Loving Vincent
  • Cinema Paradiso
  • Medianoche en París
  • Big Eyes
  • La joven de la perla
  • La sonrisa de Mona Lisa
  • Mortdecai
  • La chica danesa
  • La dama de oro

Series

  • This is art
  • Abstrack

Documentales:

  • Banksy

Vídeos

  • Looney Tunes, escena en el Louvre
  • Jane Zhang

¿Qué otras películas o series sobre arte has vísto? Deja en comentarios tus recomendaciones.

"artes escénicas", Entrevistas

Las artes escénicas en tiempos de Covid

Liuba Cid

Entrevista a Liuba Cid

MAR GIMENO. Pamplona- Liuba Cid es Doctora cum laude en Artes y Humanidades por la Universidad Rey Juan Carlos, directora de la compañía Mephisto Teatro, académica de la Academia de las Artes Escénicas de España, docente investigador del Grado en Artes Visuales y Danza de la Universidad. Rey Juan Carlos y coordinadora editorial de Ediciones Cumbres Huso Editorial. Además, es comisaria del Ciclo Clásicos en el Museo Universidad de Navarra.

  • Liuba Cid ha dirigido más de 50 montajes teatrales. ¿Cúal es la obra o producción que recuerda con más satisfacción, independientemente del resultado?
Entrevista a Liuba Cid. Mar Gimeno

Es bastante difícil para un director que ha tenido tantos años de experiencia profesional, elegir un texto, pues todos tienen un interés particular. Ningún proyecto se parece a otro, todos son distintos.

Pero si tuviera que elegir uno, sería el montaje de Fuenteovejuna de Lope de Vega en una adaptación que estrené en 2009 en el Festival internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Le tengo mucho cariño, porque fue una propuesta bastante compleja, con mucha producción y mucho coste de realización. Eran 15 o 20 intérpretes en escena, músicos, actores y bailarines. Un espectáculo integral en ese sentido.

  • En 2009, año de estreno de la mencionada adaptación de Fuenteovejuna de Lope de Vega en el Festival internacional de Teatro Clásico de Almagro, no había coronavirus, pero sí se vivía otro tipo de crisis, con daños también similares para las artes escénicas, ¿cómo ha afectado en su experiencia y opinión el coronavirus a la cultura y a las artes escénicas?
Entrevista a Liuba Cid. Mar Gimeno.

Siempre ha habido crisis para el teatro. Las artes escénicas en particular y en general han pasado y siguen pasando por épocas de crisis, porque por desgracia las políticas culturales dejan mucho que desear.

Realmente los que impulsan el sector de las artes escénicas son las compañías de pequeño y mediano formato. Son las que más han sufrido y sufren.

Una de las primeras cosas que el coronavirus se ha llevado por delante ha sido el pequeño florecimiento que estaban experimentando las artes escénicas en los últimos cinco años. Ha sido una parálisis total, con el consecuente cierre de salas, y por supuesto el abandono de las compañías.

Esto afecta no solo al trabajo de los directores, actores y bailarines; también al trabajo de los técnicos del teatro. El teatro es un oficio artesanal en el que intervienen muchísmas personas que están detrás tejiendo lo que es realmente construir una representación.

  • A raíz de esta situación, ¿ha tenido que cancelar proyectos previstos para este año, o que se estaban montando?
Entrevista a Liuba Cid. Mar Gimeno.

Una de las cosas que se ha tenido que cancelar es el Ciclo Clásicos del Museo, en el cual yo he sido Comisaria estos últimos cuatro años. Se ha tenido que realizar un trabajo muy selectivo en la programación, y por desgracia se ha tenido que aplazar.

Tenía también otra propuesta para el Festival de Otoño de este año que también se ha visto reducido enormemente por problemas presupuestarios y de aforo.

A mi personalmente me ha tocado suspender dos proyectos importantes a nivel profesional.

  • A pesar de todo, las artes escénicas han sabido abrirse camino y buscar alternativas, incluso durante la cuarentena nos han acompañado.
Entrevista a Liuba Cid. Mar Gimeno.

Se ha podido acceder a plataformas con vídeos de grandes producciones. Ha habido una gran generosidad por parte del sector para habilitar el visionado de obras y estrenos. Una de las cosas buenas que ha tenido la Covid ha sido poder visualizar grandes proyectos.

Pero yo ahí difiero porque, realmente el trabajo de las artes vivas, el teatro, necesita del público.

  • Aunque se ha notado el parón cultural durante la cuarentena, ¿en general cree que los museos y lo que ofrecen reciben el interés que merecen?
Entrevista a Liuba Cid. Mar Gimeno.

El espacio museístico es algo que hace 40 años no se hablaba de ello. Ha habido un despegue del concepto del espacio del museo, que no es solo aquel donde está colgada la obra y vas a verla de forma pasiva. El museo se ha convertido en algo más, abierto a las prácticas artísticas participativas.

En el caso particular del Museo Universidad de Navarra, es pionero en las prácticas artísticas participativas. Desde el Máster de Estudios Curatoriales hasta las inumerables actividades que se realizan a lo largo de todo el año; como el plan de formación teatral, el cual tengo el honor de coordinar y dirigir, y el Curso de Interpretación Teatral. Es un espacio muy interesante para conseguir esta sinergia entre las artes plásticas y las artes escénicas.

  • El Museo Universidad de Navarra ofrece como novedad este año el Curso de interpretación teatral para comunicar a través del teatro, dirigido por Liuba Cid, ¿cómo surgió el proyecto y de qué manera se está consiguiendo llevar a cabo?
Entrevista Liuba Cid. Mar Gimeno.

Esta idea surgió antes de la pandemia, impulsada por el Museo, sobre todo por Carlos Bernar, cabeza creativa en este proyecto.

El taller pretende extender la idea del teatro como herramienta para aportar diferentes recursos de cara a la comunicación para todo tipo de personas, no solo para los actores, sino para personas que provienen de distintas áreas del conocimiento.